Provinciales

Denunció que habían dado por muerto a su hijo cuando todavía tenía signos vitales



Ocurrió en Yuto. El niño de 3 años finalmente falleció. El padre del menor se negaba a entregar el cuerpo para la realización de la autopsia.

Un llamativo hecho tuvo lugar ayer en la ciudad de Yuto. El padre de un niño de 3 años que supuestamente falleció en el hospital de esa ciudad, denunció que los médicos lo habían dado por muerto cuando aún presentaba signos vitales.

El niño finalmente falleció, y el padre, conmocionado por lo sucedido, se negaba a entregar el cuerpo para la realización de una autopsia que permitiera corroborar lo que consignaba el certificado de defunción emitido por los médicos.

Todo comenzó ayer jueves al mediodía, cuando los padres de un niño de 3 años llevaron de urgencia al menor a la guardia del hospital de Yuto al notar que no se encontraba bien. Los médicos de guardia lograron estabilizar al menor, pero luego de una hora lo dan por fallecido a causa de un paro cardio respiratorio.

En estado de shock ante la noticia, el padre se llevó a su domicilio el cuerpo del menor, a pesar de que los médicos le habían informado que iba a ser trasladado a la morgue del hospital.

Supuestamente, y según relató una de las hijas del hombre, cuando ingresó a su domicilio con el cuerpo del niño, este presentaba dificultades para respirar y arrojaba espuma por la boca, por lo que luego de tratar de reanimarlo, lo llevaron nuevamente de urgencia al hospital.

El mismo médico que lo había revisado en un primer momento corroboró nuevamente que el menor no presentaba signos vitales, dándolo definitivamente por fallecido.

En ese momento, la familia del niño culpó de lo sucedido al médico de guardia y amenazó con iniciar acciones legales en su contra. El hombre se llevó entonces nuevamente a su domicilio el cuerpo sin vida de su hijo.

El médico de guardia avisó de lo sucedido a la policía, quien dio intervención al ayudante fiscal de turno Juan José Calderari, quien junto a la fiscal Silvia Farrall, determinaron realizar un exámen cadavérico.

Sin embargo, el hombre que en ese momento estaba en su domicilio con el cuerpo de su hijo, se negaba a entregarlo a la Justicia amenazando con arrebatarse la vida si intentaban «quitárselo».

Luego de negociaciones con los hijos del hombre, los fiscales acordaron desistir de realizar el examen cadavérico. La familia firmó luego un acta en la que desistían iniciar acciones  penales ni civiles en contra de los médicos y el hospital y entregaron a la Justicia el cuerpo del niño.

El fiscal Calderari tomó entonces declaración a los médicos y a parte de la familia del menor. Resta ahora conocer la decisión del fiscal sobre en qué situación quedará esta causa.

fuente Somos Jujuy



Comment here