Culturales

Indignación por una agrupación que ridiculiza a las trans en un corso salteño

Se trata de un grupo de hombres que se hacen llamar “Las Top Models” y se visten de mujer para burlarse del colectivo LGBT.

Una agrupación de hombres cis de la ciudad de Tartagal autodenominada “Las Top Models” generó indignación por su actuación en un corso salteño, al que concurren vestidos de mujeres para ridiculizar a la comunidad LGBT. Minifaldas, medias de red, pelucas fluor, tacos altos, escotes inflados con relleno y lentes de sol. Todos los estereotipos cobran vida en su espectáculo supuestamente cómico. El colectivo ya adelantó que, si continúan con su actuación, organizarán una manifestación en repudio en la plaza de San Martín de Tartagal para pedir que no defilen.

Arié Gianotti, Director de la Oficina de Diversidad de Género del departamento San Martín en la localidad de Salvador Mazza, sostuvo que “lo más lamentable es que cuentan con el apoyo de las autoridades de Tartagal porque de otro modo no estarían participando de una fiesta popular que organiza el propio municipio”. También adelantó que están “organizando un repudio a nivel departamental porque esto lo único que hace es fomentar la discriminación hacia todas las autoridades comunales de Tartagal”.

La responsable de la organización del evento es Tatiana Espinoza, trabajadora de la Dirección de Diversidad de Asuntos de la Mujer de la ciudad salteña. Según Gianotti, se trata de “una chica trans pero que tiene muy malos antecedentes porque fue echada de un movimiento social donde se desempeñaba” y que actualmente “está organizando la primera fiesta gay en Tartagal como si fuera que lo organiza el colectivo LGBT a nivel departamental». Como invitados a esa fiesta, según se promociona en las redes sociales, está esta murga que se burla del colectivo. 

A su vez, Gianotti, quien también es Licenciado en Recursos Humanos y Sociales, agregó que se comunicó con la Directora de la Oficina de Diversidad de Género de Tartagal, Carla Cordero, para pedirle que tome alguna medida por el hecho. Sin embargo, la respuesta no fue positiva: “Con total soberbia me dijo que se trata de un número artístico y que ella nada puede hacer para evitarlo. Si está ocupando un cargo para supuestamente trabajar en defensa de las minorías, no puede tener esa actitud y menos avalar y justificarse diciendo que está ocupada con otros temas”.

Por último, Gianotti expresó que “quienes están ejerciendo un cargo público y permiten este tipo de actos es algo indignante porque es un gran retroceso para una minoría que ya demasiado ha sufrido la muerte, la discriminación, las burlas y todo tipo de agravios y ataques”.

Fuente: Página/12

Comment here