Locales

El intendente de La Esperanza convocó a los empleados a trabajar

Responsabilizan al intendente Carrizo de poner en riesgo la vida de los empleados municipales.

Una lamentable situación se vivió durante la mañana de este lunes en la localidad azucarera de La Esperanza, luego de la inconcebible y sorpresiva  decisión del intendente Ramón Carrizo, de ordenar que los empleados municipales de todas las áreas se presentaran en el edificio comunal a trabajar,  debiendo pasar a identificarse por el reloj de la oficina de la Dirección de Personal, sin las medidas de prevención dictaminas a nivel provincial y nacional.  En los pasillos del antiguo edificio, pudo observarse una impresionante aglomeración de personas de todas las edades, algunas  mayores de edad, otras con afecciones, que no debieron  haber salido de sus casas ni mucho menos romper la cuarentena establecida, la que se estaba cumpliendo rigurosamente.

“Por el Facebook, comenzaron a comunicarnos que el intendente ordenó que todos teníamos que presentarnos a trabajar hoy, porque nos iba a descontar el día. Nos dijeron que todos iríamos a las calles, pero no sabemos a qué, porque ni elementos de seguridad nos dieron, creo que al señor intendente se le fue la mano, nos hizo salir a todos a la calle a exponernos. Todos queremos trabajar, no estamos la casa por decisión propia, hay una cuarentena, hay una pandemia. No entendemos nada, sólo podemos decir que nos hizo salir a la calle sin ningún motivo”, dijeron los empleados municipales. Apuntaron que hay compañeros que son de las áreas operativas que están trabajando, pero que ellos pertenecen a otras direcciones. “No sabemos para qué nos hicieron  venir. Agradecemos al concejal Ignacio Aramayo, que llegó y comenzó a repartir barbijos  a quienes no tenían y luego fue a buscar a la jefa de Personal para que le explique el porqué de esta orden.

Cabe acotar que nuestro diario, buscó dialogar con el jefe comunal, pero no respondió a la consulta efectuada.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy, el concejal Ignacio Aramayo, sostuvo  que el domingo a las 21,  a través de un comunicado por la red social Facebook, los funcionarios municipales convocaron a los empleados a presentarse a trabajar  y a marcar el ingreso a las 7 de la mañana. “Empezamos a recibir llamados, obviamente por la preocupación, sabemos que el presidente Alberto Fernández decretó nuevamente la cuarentena hasta el 26 de abril, los mismos empleados querían saber si tenían que ir a  trabajar. Esta mañana me apersoné al municipio, vimos una desorganización terrible, no prepararon ni planificaron nada. La Municipalidad de La Esperanza es responsable de la desorganización que  hubo hoy, una aglomeración impresionante, la gente no contaba con los barbijos, gente mayor  de 60 años que fue porque debían marcar el ingreso, personas que tienen alguna patología crónica, como diabetes o afecciones cardíacas estaban también marcando, obviamente por el temor de que si no marcaban  el ingreso le pueden  llegar a descontar los días”, dijo el edil.

Apuntó que en un determinado momento salió la jefa de Personal, para hablar con él y con algunos empleados. “Ella fue clara y nos dijo que la orden la tomó por decisión del intendente Ramón Carrizo. Todo el trabajo  que se viene haciendo a nivel nacional, y recalcar que se viene haciendo un buen trabajo a nivel provincial, hoy lo han tirado por la borda, el intendente de la Municipalidad de La Esperanza se ha mandado una macana, hay que decirlo convocando a toda la gente para que vaya a trabajar. Nos resta llamar a la reflexión al intendente, decirle que revea esto, que primeramente se organice y que planifique las actividades que tienen que hacer desde la municipalidad. Hay tareas  esenciales que la tienen que realizar, como el descacharrado, limpieza de las calles, la recolección de la basura, el área de Bromatología, esas son tareas que se tienen que cumplir y que están contempladas.  Pero no puede pedir a  algunas áreas que vayan, no se puede exigir” prosiguió Aramayo.

Acotó que el municipio puede organizarse y hacer trabajar a dos o tres empleados un día, y al otro día que asistan otros, es cuestión de planificar y no lo hicieron. “Nuevamente le pido  a los autoridades municipales funcionarios que revean  la situación y que piensan realmente  en la gente y en las familias  y que vean el trabajo que se viene realizando para que podamos salir adelante de esta pandemia que nos afecta a todos. En general fue todo un riesgo desde aglomerar a la gente hasta  no darle  las medidas preventivas necesarias, como el barbijo, el repelente, porque no sólo nos afecta lo que concierne al corona virus sino también el Dengue que afecta a todo el departamento. La gente no tiene elementos de protección, elementos de trabajo. Es preocupante la situación de los empleados municipales”,  finalizó.

El Tribuno de Jujuy

Comment here