Provinciales

Motín en Gorriti: denegaron el pedido de detención de los 11 guardiacárceles imputados

El juez de control Jorge Zurueta no dio lugar al pedido de la fiscalía y ordenó secuestrar y requisar los teléfonos celulares de los efectivos del Servicio Penitenciario.

El juez de control Jorge Zurueta denegó el pedido de la fiscalía de la detención de los 11 guardiacárceles imputados por la muerte de dos presos en el motín que tuvo lugar en la Unidad Penitenciaria N°1 de barrio Gorriti la semana pasada.

Zurueta ordenó además que se secuestren los teléfonos celulares de los efectivos que se encuentran imputados por «homicidio doblemente calificado por alevosía y por la calidad funcional de los autores”. Facultó a su vez, a la Agencia de Delitos Complejos para el cumplimiento de las medidas ordenadas.

«Son decisiones de la Justicia», manifestó el secretario de Seguridad, Guillermo Tejerina, y remarcó que que «el Ministerio está poniendo todo a disposición para contribuir en la investigación y facilitar el trabajo de los fiscales».

Seis de los agentes se encuentran ahora arrestados y se espera que, ante la resolución del juez, recuperen la libertad en las próximas horas.

En cuanto a la investigación, el secretario de Seguridad, Guillermo Tejerina manifestó

El resultado de la autopsia a los cuerpos de los reclusos fallecidos aún no fue dado a conocer oficialmente, aunque un informe preliminar da cuenta de que uno de ellos murió por un disparo en el cuello con bala de plomo, que habría salido del arma de uno de los guardicárceles.

Este miércoles se conoció además que el jefe y el subjefe del Servicio Penitenciario, inspectores Generales Daniel Chaile y Óscar Farfán, renunciaron a sus cargos. «Las designaciones de los nuevos jefes serán comunicadas en los próximos días, hasta tanto las tareas de las instituciones penitenciarias continúan normalmente con jefes superiores a cargo», reza un comunicado del Ministerio de Seguridad provincial dado a conocer ayer.

LOS HECHOS

El jueves de la semana pasada, alrededor de las 16 horas dio inicio un motín llevado a cabo por un numeroso grupo de presos que se encuentran alojados en el Servicio Penitenciario de barrio Gorriti. Las primeras imágenes del suceso mostraron a reclusos en los techos, humo de colchones prendidos fuego y los vecinos detallaron fuertes estruendos de balas.

Después de casi tres horas de diálogo, finalmente los carcelarios presentaron una petición al Juez de Ejecución Penal de la Provincia donde solicitaron tramitar libertades asistidas, condicionales y domiciliarias de los internos; ser alojados en celdas individuales por protección debido a la pandemia; y garantías para todos los partícipes del motín asegurando que no hubiera represalia tras la huelga.

Luego de que Emilio Carlos Cattan diera lugar a los pedidos, finalmente los presos descendieron de los techos del Penal de Gorriti. Horas más tardes, el Servicio Penitenciario brindó un comunicado donde se informó el fallecimiento de dos reclusos a causa del motín.

Somos Jujuy

Comment here